20 de Noviembre de 2019

¿UNA LECCION PARA AMLO?

AGUSTÍN CONTRERAS ESTEIN

LÍNEA POLÍTICA

SINO FUE UNA estrategia política bien planteada para elevar los bonos de Andrés Manuel López Obrador, luego de que cumplidos los primeros seis meses de su gobierno, se dio cuenta que su popularidad había bajado sensiblemente, entonces podríamos estar considerando que el Presidente mexicano, recibió una gran lección de su homólogo Donald Trump, por querer pasarse de listo al enfrentarse, dizque dignamente, al poder de aquél gobierno del norte.

 

La guerra comercial que se escenificó entre los dos países vecinos, pareció ser una escaramuza acordada, pues antes de las elecciones del pasado domingo, ya el Presidente norteamericano, le había dado la oportunidad a López Obrador, para que se luciera y pudiera volver a sus niveles de aceptación que tenía durante las elecciones del año pasado y todavía hasta el momento de tomar posesión de su cargo como Presidente de México.

 

Lo que nunca se dio cuenta el Presidente mexicano, es que las estrategias norteamericanas, planteadas de la manera como se hizo, nos podrían salir muy caras.

 

Y como fue, sin duda, porque ahora, con el arreglo, entre comillas, para no imponer los famosos aranceles, México, ha tenido que aceptar muchas exigencias del gobierno estadounidense, comenzando por cerrar las fronteras del sur de nuestro país, con la finalidad de que se detenga el flujo migratorio, cuando una de las decisiones del gobierno mexicano, fue abrir las puertas para que entrara quien quisiera, pues era importante, antes que nada, respetar los derechos humanos de los centroamericanos, aunque esto repercutiera desfavorablemente para las relaciones México-Estados Unidos.

 

Hay quienes ya en este momento califican al conflicto como una innecesaria situación, pues bastaba hacer lo que tenía que hacer el gobierno mexicano, para poder mantener la calma y sobre todo, el mantenimiento de las buenas relaciones con los Estados Unidos, ya que la política del pueblo mexicano es, en realidad, de respetar y exigir, es cierto también, que nos respeten, siempre y cuando lo que se haga se encuentre dentro del marco del derecho internacional que en este caso asiste.

 

Después de negociadas las exigencias norteamericanas, las cosas se han calmado, pero a qué precio, no tan solo en el deterioro de las relaciones políticas y comerciales, sino también en el aspecto económico, pues con motivo de esta crisis, se han elevado los costos generalizados de los productos mexicanos, que en lo interno nos pega seriamente y duro para los momentos críticos de la economía nacional.

 

Y todavía, después de tanto alboroto, nuestros productos seguirán entrando a los Estados Unidos, gracias a la buena voluntad del Presidente Trump, pero eso sí, más baratos, porque de otra manera, no podía ser. Hablar, por hablar, como lo ha hecho el Presidente, creyendo que los treinta millones de votos en su país, le daban patente de corso para ponerse al brinco con otros países como los Estados Unidos, que por el lado que se le quiera ver, poseen todo el poder político y económico para exigir y obtener los beneficios que quieran. Así ha sido toda la vida y lo será hasta en tanto no tengamos una economía ordenada, un comercio bien regulado y una capacidad económica interna que nos permita liberarnos de las garras imperialistas.

 

Lo que México, tiene que hacer, es crecer en todos los sentidos, pero como esta es una obra a largo plazo y que ni siquiera se han puesto las bases para hacerlo, entonces es mejor ser discretos en las expresiones políticas y no dejarnos llevar, solamente, por nuestras fanfarronerías.

 

Ahora que, como también se piensa, que esta crisis política, fue preparada para mejorar las condiciones políticas internas del gobierno mexicano, al no poder, todavía, cumplir con las demandas del pueblo y estar recibiendo números negativos por cuanto corresponde a la popularidad alcanzada hace unos cuantos meses atrás, entonces seguimos pagando caro por la imposición de un gobierno que la mayoría de mexicanos, no quería, cuando menos entre los sectores más importantes del país, como es el caso del magisterio nacional, de los grupos empresariales, de la mayor parte de la clase política, de los trabajadores en general, por cierto, en este momento, los más afectados con las decisiones presidenciales.

 

Todavía no se tiene, exactamente, el conocimiento de los arreglos comerciales y políticos, pero que de salimos perdiendo frente a los Estados Unidos, esto es seguro, porque caro no esta saliendo este gobierno con las equivocadas políticas internas y externas, que de acuerdo a los analistas, todavía forma parte de la famosa curva del aprendizaje. ¿Será?.

 

                                                   ---------------------

 

COMO SE DICE POPULARMENTE, otra vez, el IPAX, la volvió a hacer, luego de que la semana pasada frustraran un asalto más a un tren carguero que ellos mismos protegían.

 

Las acciones se llevaron a cabo en las cumbres de acultzingo, muy cerca de la ciudad de Orizaba, donde los malos destruyeron parte de la vía para obligar a los operadores a detener el tren, con la finalidad de saquearlo, pero no se percataron de que este transporte venía custodiado por elementos del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial, para el Estado de Veracruz, lo que derivó, finalmente, en un enfrenamiento a balazos, haciendo que los delincuentes huyeran sin llevar a cabo su fechoría.

 

Con estas acciones, el IPAX, acumula más prestigio, pues es de saberse que esta corporación ha sido reconocida ampliamente por estar debidamente preparada para los servicios que presta.

 

Resulta, pues, satisfactorio saber que entre tantos delitos que se cometen en todo el Estado, hay policías que están para cumplir con su deber y esto lo han demostrado en cuantiosas ocasiones que aquí mismo, en este espacio,  hemos venido dando a conocer, porque significa que los esfuerzos que se realizan para cumplir la tarea encomendada, están dando evidentes resultados.

 

                                                 --------------------

 

EN LUGAR DE HACERLOS retornar a su país, Estados Unidos, solamente entrega a México, un poco más de diez mil personas que se encuentran en espera de ser admitidos en el país del norte, bajo la solicitud de asilo.

 

Esas diez mil personas serán atendidas por el gobierno mexicano, como una más de las exigencias de los norteamericanos y que tuvo que aceptar como parte, seguramente, de los acuerdos generales que se tuvieron en las negociaciones para evitar la aplicación arancelaria a los productos comerciales de nuestro país.

 

Independientemente de esta gran cantidad de migrantes centroamericanos, el problema de la inseguridad se complica para México, porque hasta estos momentos, la gran cantidad de personas que salieron de diversos países del sur del continente y otros que son originarios, incluso de Europa, se han estado dispersando por todos los Estados de la República, quienes ante la imposibilidad de llegar a los Estados Unidos, podrían optar por quedarse en cualquier lugar del país, y hasta podrían caer en manos de la delincuencia organizada o bien emprender acciones por sí mismos, en busca de recursos para su propio sostenimiento.

 

                                                  ---------------------

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: ac_stein58@yahoo.com.mx