15 de Octubre de 2019

¿Continuará Cuitláhuac con la investigación en contra de Javier Duarte o será cómplice?

Claudia Guerrero Martínez

Entre lo utópico y lo verdadero

Silencio total sobre el tema de Javier Duarte de Ochoa, en la administración de Cuitláhuac García Jiménez. Los pagos de favores electorales le pesan al Gobernador de Veracruz, pues en lugar de actuar y continuar con las investigaciones, se atrinchera en su sospechosa necedad de quitar al Fiscal General Jorge Winckler Ortiz. Y sus acciones, pensamientos, movimientos y hasta su “psique” están enfocados en culpar de todo al  Fiscal, quien  para el consentido de López Obrador, Winckler es el enemigo número uno de su gobierno, olvidando la tragedia que se vivió durante la administración de Duarte y cómplices…  Muchos de esos exservidores  públicos  duartistas negociaron con el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares,  para no ser detenidos o pisar la cárcel… Y lamentable, cuando la ley lo permite, ya que muchas imputaciones no están en el catálogo de los delitos considerados como graves… Y aun cuando hayan planeado el robo, fraude, desvíos de recursos, asociación delictuosa y  saquear los recursos de  los veracruzanos, son delitos integrados en procesos judiciales que pueden llevarse en libertad…

 

Y recordemos que   Arturo Bermúdez, Francisco Valencia,  Mauricio Audirac y Luis Ángel Bravo Contreras están amparados, para llevar  sus procesos fuera de la cárcel, pero no han sido declarados inocentes. El caso de Juan Antonio Nemi Dib,  será acreedor a más investigaciones y se buscará vincularlo a proceso, siendo el mismo caso el de  Tarek Abdalá Saad y otros…  La actitud de Cuitláhuac García al  asegurar que las investigaciones de excolaboradores y del propio Javier Duarte fueron un exceso, son parte de la  marcada complicidad  en este gobierno de MORENA… Si no me creen, observen a Andrés Manuel López Obrador, quien literalmente omite u olvida a Duarte de Ochoa  y se mantiene en el ataque en contra de la administración yunista…

 

En el libro titulado “Duarte: La Tragedia económica de Veracruz 2010-2016”, de la autoría del Dr. Hilario Barcelata Chávez, nos muestra un panorama desolador, con cifras sustentadas y comprobables, sobre el colapso financiero, deuda y gasto público, nula transparencia, poco empleo, la falta de bienestar y mucha  pobreza. Un libro que es ya un referente para la consulta académica y de investigación, que refleja cifras escalofriantes de cómo el Gobierno de Duarte y cómplices, literalmente desmantelaron a Veracruz, para beneficio personal…

 

Y vamos a darle datos a Cuitláhuac García, para que despierte de su prolongado sueño electoral  y continúe con las investigaciones para castigar a los culpables de esta quiebra financiera que hoy se vive en Veracruz…  Y aclaramos, si hubo omisiones o complicidades en el Gobierno de Yunes Linares, también que se castigue.  Vamos a aportar datos de esta historia de terror que inició en la administración de Fidel Herrera Beltrán, quien impuso como Gobernador a Javier Duarte para cuidarse sus espaldas, pero lo que provocó es la continuidad del robo en su administración y su sucesor se enfermó de poder y avaricia, permitiendo que Javier Duarte y Karime Macías, así como sus familiares y prestanombres desviaran recursos para beneficio personal, así como socios, empresas fantasmas y una red de funcionarios ladrones que robaron las arcas estatales, en detrimento de las finanzas públicas. Asegura Hilario Barcelata, que el daño hecho durante la administración de Javier Duarte,  así como la deuda pública tardará en pagarse dentro de los próximos 40 años y el dinero robado por estos desleales duartistas no fue aplicado a obra pública, ni infraestructura, tampoco a salud, mucho menos a educación o combate a la pobreza… Todo ese dinero, simplemente desapareció…

 

La deuda pública en Veracruz es la más grande de su historia… En el 2010, teníamos una deuda de $50 mil millones de pesos y para el 2015, se incrementó a $95 mil 852 millones de pesos… Pero en el siguiente año, 2016, subió a $121 mil 979 millones de pesos, incrementando la deuda del 2010 al 2016 en $71 mil 126 millones de pesos, sin que muchos de estos recursos fuesen aplicados en algún importante rubro, pues vergonzosamente, fueron depositados en cuentas fantasmas… Hasta hoy,  su rastro es incierto…

 

Y sobre esta deuda, los pagos por servicio de la deuda pública se incrementaron más de cuatro mil millones de pesos y el aumento del 2010 al 2015 fue de un 820 por ciento… La deuda contratada para inversión pública fue de 30 mil 198 millones de pesos, más $12 mil 558 millones de pesos utilizados de la deuda pública para Gasto en Inversión Pública…  Y se detectan $17 mil 641 millones de pesos de deuda pública que  fue utilizada para inversión pública que se desconoce el uso que se le dio a esos recursos… En las gráficas presentadas por Hilario Barcelata, concluye  que el Gobierno de Javier Duarte fue un administrador del Gasto Público ineficiente, despilfarrador, irresponsable y corrupto… Además, desapareció los recursos que recibió de la Federación destinados para educación, salud, seguridad pública y desarrollo social… Lo indignante, que el dinero nunca llegó a su destino…

 

Y así como un derrochador y mal administrador de los recursos, la administración de Javier Duarte fue el peor recaudador de impuestos en México, según las conclusiones de Hilario Barcelata y su Observatorio en Finanzas de la Universidad Veracruzana, calificando como una dramática agonía de la economía estatal…

 

En cifras, Veracruz no cuenta con armadoras de autos, tampoco en la industria aeroespacial, pero somos de los primeros en fosas clandestinas, que iniciaron durante el gobierno de Fidel Herrera y se incrementó en miles con la administración de Javier Duarte… Y es por eso, que este miércoles,  a Duarte de Ochoa le fue negado un amparo,  por los señalamientos hechos por la Fiscalía General del Estado en la investigación de  desaparición forzada. Y esto conlleva que seguirá en el Reclusorio Norte.. Los números  son indignantes, cuando Veracruz tiene a una policía reprobada en la evaluación de control y confianza, así como ser el número uno en secuestros en todo el país, motivando al cambio de hábitos de los veracruzanos como es el no llevar mucho dinero en efectivo, no salir por las noches, no usar joyas e impedir que los hijos menores salieran.

 

En lo referente a la pobreza, en el 2010,  se contabilizó 4 millones 447 mil 953 pobres y  en el 2015, en lugar de bajar, aumenta a 4 millones 608 mil 715 en extrema pobreza, por lo que los recursos para su combate, en parte fracasaron, pero por el otro, no fueron aplicados…  En el mismo periodo, Veracruz se ubicó en los últimos lugares de ingreso laboral, acceso a la salud, niveles de educación, esperanza de vida al nacer, uno de los primeros en tasa de mortalidad infantil, rezago educativo, carencia al acceso a seguridad social, servicios básicos en vivienda, alimentación, bienestar social, entre otros…

Nada por encima de la ley y los veracruzanos nos merecemos gobiernos trabajadores, comprometidos, transparentes en sus finanzas y honestos. Lo lamentable de esto, es que el Gobierno de Cuitláhuac García está comprometido con los duartistas y se resiste a seguir con las investigaciones en contra de Javier Duarte y sus exfuncionarios… Y eso, lo hace ser cómplice de la debacle en Veracruz, cuando muchos votantes emitieron su sufragio para que hubiese un cambio en el estado y al final fueron engañados…

 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz