25 de Enero de 2020

Bolivia mete a España al conflicto diplomático que mantiene con México

Confusa situación se vivió ayer en la embajada de México en La Paz, por una visita de diplomáticos españoles y sus escoltas. La sede mexicana debe mudarse el 31 de este mes, cuando vence el contrato, y se prevé que el hecho aumente la tensión.

Se cumplen 67 días desde que estalló la crisis diplomática entre los gobierno de México y Bolivia, tras la invitación de asilo en suelo mexicano que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a Evo Morales, y el reciente acoso policial a la residencia de la embajadora mexicana y a la sede diplomática de México en La Paz, por lo que el diferendo sigue subiendo de tono, luego de que este viernes, mientras los cancilleres de ambos países han guardado distancia y reservado declaraciones sobre un posible diálogo, surgió ahora una acusación del gobierno interino boliviano contra el reino de España, al que imputa de injerencista en el conflicto, a raíz de una visita que hizo el cónsul español Álvaro Fernández y la representante de negocios de ese país Cristina Borreguero a la embajadora mexicana María Teresa Mercado.

La jornada de este viernes comenzó con los insultos que lanzó en su cuenta de Twitter el expresidente boliviano Jorge Quiroga contra López Obrador, a quien calificó de “cobarde y matoncito”, por la reacción del mandatario mexicano de denunciar el acecho que vive el personal diplomático en la embajada de México en Bolivia por parte de las fuerzas de seguridad del país andino. AMLO, fiel a su política, se limitó a responder: “No caeremos en provocaciones”.

“Esperemos que se actúe con sensatez y que no vayan a invadir nuestra representación diplomática”, destacó López Obrador al reiterar que es un conflicto que se va a tratar en organismos internacionales, es decir, en la Corte Internacional de Justicia, como lo anunció el jueves la propia Cancillería.

LA MUDANZA. Medios bolivianos como los periódicos El DíaPágina Siete y el diario electrónico Kandire destacaron que la tensión diplomática entre México y Bolivia enfrentará un episodio aparte, y es que mientras se buscan acercamientos para resolver esta crisis, la embajada de México en La Paz se encuentra en proceso de cambio de sede, debido al vencimiento del contrato de arrendamiento del inmueble y que termina el próximo 31 de diciembre. Sin embargo, refieren estos medios, ese no sería el problema, sino que la situación podría tomar otras dimensiones, toda vez que la cancillería mexicana aseguró que la mudanza de residencia no afectará las solicitudes vigentes de ciudadanos que solicitan refugio y de quienes están asilados en su embajada, como es el caso de los nueve bolivianos del gobierno de Evo Morales que permanecen bajo su protección —cuatro con órdenes de aprehensión—, pero de lo que aún no se ha pronunciado el gobierno interino de Bolivia.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó a través de un comunicado que el cambio de inmueble tiene la intención de contar con mejores instalaciones para atender a los mexicanos que se están en Bolivia, así como a la comunidad boliviana que necesita realizar trámites para viajar a México, pero no profundizó en el caso de los nueve bolivianos que en calidad de asilados están en su sede diplomática. Por ahora se desconoce la nueva dirección de la Embajada.

Pero mientras la tensión entre México y Bolivia se mantiene en punto muerto, ayer las autoridades bolivianas metieron al conflicto al gobierno español, al que acusan de interferir en un asunto que no le compete.

A través de un comunicado, el gobierno interino de Bolivia advirtió que denunciará a su par de España por interferir en sus asuntos internos luego del incidente que tuvo lugar afuera de la embajada mexicana en La Paz, cuando intentaron ingresar cuatro personas encapuchadas que viajaban en dos vehículos con matrículas diplomáticas del país europeo y que acompañaban al cónsul Fernández y la representante de negocios española Cristina Borreguero quienes visitaron a la embajadora mexicana Mercado en su residencia.

En una conferencia de prensa, la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, defendió el accionar de las fuerzas de seguridad bolivianas —que no permitieron el ingreso de los encapuchados— y aseguró que el hecho constituye “un atropello que afecta profundamente la dignidad y soberanía del Estado boliviano”. La presencia de los encapuchados, detalló, consistió en una “amenaza de seguridad evidente a personal mexicano y el condominio”.

Al respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España abrirá una investigación ante la acusación formulada por Bolivia contra la embajada de España por cometer “atropellos” a su soberanía, por un incidente con la Policía Boliviana que custodia la sede diplomática de México en La Paz.

El jueves, el canciller mexicano Marcelo Ebrard comunicó que México acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el acecho a su embajada en Bolivia, el cual se suma al acoso y espionaje que diplomáticos mexicanos denuncian desde que se dio asilo a Evo Morales.

Esta declaración desató el enfado del gobierno interino boliviano, que advirtió que acudirá a la cita ante el TIJ para dejar en claro quién ha violado leyes internacionales, lo que ha elevado la tensión y la incertidumbre, toda vez que los cancilleres de ambos países, Marcelo Ebrard y Karen Longaric, no han dado muestras de algún acercamiento ni mucho menos una fecha para algún encuentro que destense esta crisis.

 

REACCIONAN

 

MARCELO EBRARD. A través de su cuenta de Twitter, el canciller Marcelo Ebrard envió un mensaje de apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador, tras las agresiones del expresidente Jorge Quiroga y le expresó que apuesta a la “serenidad que da la conciencia tranquila”.

RICARDO MONREAL. “Tenemos claro que los insultos de personeros contra el presidente Andrés Manuel López Obrador no representan el sentir del pueblo de Bolivia, sino de una postura de un grupo político que apuesta al golpe, es lamentable”, escribió en Twitter el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado.

MIGUEL DÍAZ-CANEL. “Operativo policíaco ante Embajada mexicana en Bolivia está fuera de toda proporción. Condenamos la agresión a la Embajada mexicana”, escribió el mandatario cubano en su cuenta en la red social de Twitter.

EVO MORALES. En su cuenta de Twitter lamentó las expresiones de Quiroga contra el mandatario mexicano y consideró que los golpistas muestran su carácter violento hacía Bolivia y todos los latinoamericanos.

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR