04 de Diciembre de 2021

A mí nadie me maneja: Tito Delfín, aspirante a dirigir el PAN

A mí nadie me maneja: Tito Delfín, aspirante a dirigir el PAN

Por: Arturo Reyes Isidoro.- En un repaso a la situación política que rodea el proceso electoral interno del PAN estatal, en el que disputará la presidencia al actual dirigente Joaquín Guzmán Avilés, y sobre los señalamientos que le hacen algunos críticos de que responde a los intereses del grupo de la familia Yunes-Linares-Márquez, Tito Delfín Cano es contundente: ni ahora como secretario general del Comité Directivo Estatal, ni como candidato a la presidencia de su partido, ni como futuro dirigente en caso de ganar la elección interna, nadie lo maneja ni lo manejará. “Los únicos que me pueden y me podían manejar están en el cielo y en la tierra: Dios y mi papá”.

Previo a iniciar este viernes su campaña platicó con el que esto escribe y la impresión que deja es que en caso de ganar será un dirigente que le dará mucha vida a su partido y que incluso puede llegar a convertirse en un líder de la oposición contestatario pero responsable.

Tiene muy altas probabilidades de hacerse de la dirigencia, si se atiene uno a la radiografía que posee de la militancia, de las corrientes políticas internas dominantes y del control que cada una ejerce entre los panistas de Veracruz con derecho al voto.

Tiene y trae frescas en la memoria las cifras con las que piensa ganar. Las desgrana: de los 23,700 militantes del padrón con derecho al voto, avalado por la Comisión Organizadora Electoral (COE), tiene comprometidos a favor 1,200 votos de la corriente que encabeza Ana Ledezma, entre 2,500 y 3,000 sufragios de los militantes que se identifican con José Mancha Alarcón, 8,500 de los militantes de la corriente del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y 5,500 de la del diputado local Enrique Cambranis Torres, una abrumadora mayoría.

Pero no se confía. Va, me dijo, a una campaña intensa, de contacto personal con la militancia, a exponer y a explicar los objetivos que persigue, lo que se propone, teniendo como ejes el trabajo, el diálogo y el acuerdo con todos, incluido con su compañero Guzmán Avilés, y, sobre todo, la unidad, que considera clave y fundamental para llegar fortalecidos al proceso electoral de 2024.

Asegura que no se pelea ni se peleará con nadie, que no llegaría a la dirigencia con candidato alguno para la gubernatura, que no tiene compromiso con ninguno, y que serán la militancia y las circunstancias que se vayan dando las que determinarán quién será el que los abandere para intentar llegar al palacio de gobierno. Pero por ahora, expresa, el panismo veracruzano tiene que ir a un proceso interno de altura, de madurez, de respeto, civilizado, de apego a su normatividad interna del que salgan unidos, no divididos, y, por lo mismo, fortalecidos.

Médico de profesión, oriundo de Tierra Blanca, de la conocida familia Delfín, tiene experiencia política y administrativa: no solo ahora es secretario general del CDE, sino que antes fue ya presidente municipal (de Villa Azueta y de Tierra Blanca) y diputado local de su distrito. Sabe muy bien lo que es luchar desde la oposición y enfrentar el poder del gobierno, pues sufrió el acoso y la persecución del gobernador Javier Duarte porque no se sometió a sus mandatos, que caían en la ilegalidad.

Al columnista le sorprende cuando saca de la memoria todo el diseño de su campaña, los recorridos que hará, qué días, en qué municipios o localidades, con quiénes, por qué. Arrancará en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín reuniéndose con jóvenes, continuará en Chinameca, donde visitará a los dos únicos militantes (un matrimonio, que ha ganado elecciones) que tienen en esa población, proseguirá en Nanchital-Coatzacoalcos, subirá luego a Martínez de la Torre y, así, por toda la geografía estatal.

La campaña durará un mes, inicia este viernes y concluirá el 18 de diciembre, para ir al día siguiente a la elección.

Cuando el columnista le preguntó cómo será su relación con el gobierno del estado, de partido opuesto al suyo, respondió que de respeto pero sin hacer concesiones y que si se llegara a dar la circunstancia se sentaría a dialogar pero de cara a su militancia, nunca en lo “oscurito”.

Lo anima el propósito de lograr que el Estado vaya adelante, pero con la participación de todos los veracruzanos. Destaca el mosaico plural que es Veracruz y por lo mismo está convencido de que todas las voces deben ser escuchadas y tomadas en cuenta, que no es patrimonio de un grupo. En la conversación, siempre que salió a colación el nombre de Joaquín Guzmán Avilés se expresó de él con todo respeto, me dijo que son buenos compañeros, que son competidores, no enemigos, y que está seguro que cuando termine el proceso trabajarán unidos, gane quien gane.

 

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR