05 de Diciembre de 2022

Si policías delinquen contra policías, ¿qué se puede esperar un civil?

Por: Arturo Reyes Isidoro.- Desde el gobierno festinaron, como pocas veces, la aprehensión de policías de la Secretaría de Seguridad Pública, incluyendo un alto mando, por la desaparición y posible homicidio de un compañero suyo que tenía cargo de comandante. En los cuatro años que van de la administración habían protegido a otros malos elementos pese a denuncias y evidencias presentadas.

Actuaron ahora, de acuerdo a una versión publicada por el columnista Filiberto Vargas Rodríguez, con muy buenas fuentes en el altiplano, porque conminaron al gobernador: o actuaba por fin contra malos elementos o le pedía la renuncia al secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado. Solo así.

Fili no dio más información. Quiero suponer que “inteligencia” de las Fuerzas Armadas presentó información con evidencias del presunto involucramiento de los hoy detenidos en la desaparición de su compañero, luego de que la madre y familiares del comandante protestaron afuera del Palacio Nacional pidiendo que se investigara el paradero de su ser querido.

Fue grave que la presión para actuar viniera del gobierno federal, seguramente porque vieron que pasaba el tiempo y en Veracruz se protegía a los presuntos responsables. La pregunta es cómo es posible que adentro de la SSP no supieran la clase de elementos tenían, además porque los actuales titulares los contrataron cuando llegaron.

El señalamiento y la detención que ocurrió es porque presuntamente desaparecieron a un compañero de ellos, y la pregunta sería por qué, pero yendo más a fondo, lo ocurrido o lo que se sabe es como para ponerle de punta los pelos a cualquiera: ¿qué se puede esperar un civil, un ciudadano común, si los mismos policías delinquen contra sus propios compañeros?

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR