22 de Junio de 2024

Paty se descarta para la gubernatura

Paty se descarta para la gubernatura

la nota de "ocho" la dio este lunes la presidenta municipal (no pongo alcaldesa, porque se enoja "TurboMan") de Veracruz, Patricia Lobeira Rodríguez, al descartarse como aspirante a la gubernatura en 2024.

Tradicionalmente, los presidentes municipales de Xalapa y Veracruz son candidatos naturales para contender por la titularidad del Poder Ejecutivo en el Estado. A ellos se suman los senadores y algunos diputados federales.

De hecho, los últimos gobernadores han provenido de ambas Cámaras: Cuitláhuac García, por Morena, como legislador federal de Xalapa; Miguel Ángel Yunes Linares, por el PAN, como plurinominal; y Javier Duarte, con el distrito de Córdoba por el PRI. Fidel Herrera llegó como senador, al igual que Miguel Alemán Velasco.

Los alcaldes, en este sentido, no han tenido mayor relevancia: en el caso de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil ya está también descartado para la gubernatura en 2024.

El caso de Patricia Lobeira es especial porque llegó en un coyuntura en la que es la alcaldesa del puerto más importante del país y autoridad municipal de la región conurbada con un notable crecimiento económico en los últimos años, pero en una situación en la que siendo parte de la familia Yunes no tiene --aparentemente-- el respaldo del gobierno federal ni estatal.

Un poco de contexto: en 2018, al calor de las elecciones presidenciales y de la gubernatura, los principales atacantes contra Andrés Manuel López Obrador y Morena eran los Yunes: Miguel Papá y Miguel Chiquito. El primero no bajaba de "loco" al hoy presidente, mientras el otro lo calificaba como "viejo guango”. A eso súmese aquel video donde Juan Lobeira, padre de la hoy alcaldesa, le menta la madre a López Obrador.

Pero no les salió la jugada y todo cambió a partir de ese 1 de julio de 2018 cuando Morena arrasó en el país. Desde ahí, los “Migueles" se fueron replegando.

Fue hasta las elecciones locales del 6 de junio de 2021, cuando reapareció en el mapa Miguel Ángel Jr. En ese entonces, buscaba ser presidente municipal de Veracruz para luego nuevamente contender por la gubernatura en 2024, pero cometió un error bastante burdo (de primaria, diría mi abuelo): no pudo acreditar la residencia que se pide por ley.

Luego entonces, Patricia Lobeira suple a su esposo como abanderada y gana las elecciones municipales para el periodo 2022-2025, con todo y que supuestamente tenían un escenario adverso contra Morena.

Al ser elegida presidenta, el ambiente político se puso interesante porque se decía que ella sólo sería una fachada para que siguieran mandando los Yunes, enfrentados a AMLO y a su famosa Cuarta Transformación.

No obstante, la alcaldesa demostró ser una mujer inteligente para desenvolverse en la política. Ha demostrado autonomía y no ha sido opacada públicamente por su esposo en las decisiones del poder. También debe destacarse que --al contrario de lo que muchos auguraban-- tiene una buena relación con los gobiernos de la 4T tanto federal como estatal, manteniendo una línea de respeto, institucionalidad y cooperación.

En ese sentido, muchos esperaban que la rivalidad de Yunes-AMLO creciera al paso del sexenio y nuevamente un miembro de la familia del exgobernador fuese abanderado para pelear la gubernatura. Por eso es que a Patricia se le mencionaba como una candidata fuerte del bloque opositor en Veracruz, en una lucha electoral histórica contra otra mujer: Rocío Nahle.

No obstante, los Yunes, desde aquella derrota del 2018, se han mantenido fuera de los reflectores hasta el momento, sin atacar --al menos no directamente-- al presidente o al gobernador. Sólo Fernando Yunes ha sido el "rebelde" que de repente aparece en los medios.

De hecho, mucho se habla entre los "grillos" de un "pacto" entre la 4T y los Yunes, quizás no escrito ni dialogado, pero sí de valores entendidos.

Este "pacto" incluso se habría reflejado en la reciente visita de la senadora Xóchitl Gálvez (la muy probable candidata presidencial del bloque opositor) a tierras jarochas, y quien fue la "destapadora" de Paty Lobeira como candidata a la gubernatura.

Por ejemplo, la visita de Xóchitl casi pasó desapercibida hasta en el aeropuerto de Veracruz, pues sólo fue acompañada por la también senadora Indira Rosales (del grupo de los Yunes) pero no tuvo una vistosa ni ruidosa bienvenida. Los eventos donde estuvo la senadora tampoco fueron multitudinarios a diferencia de lo que se ha visto en otras ocasiones, cuando fácilmente los Yunes organizan a su base social que moviliza a miles en poco tiempo.

Lo anterior podría tener dos mensajes: uno, que todavía no son los tiempos para hacer algarabía ni festines a lo grande; y dos, que si bien los Yunes apoyarán al PAN en las próximas elecciones, parecen tener claro un panorama de derrota --al menos en Veracruz-- para el bloque opositor en 2024, por lo que no expondrán a uno de los suyos. Además, seguirán en esa línea de no tener una confrontación directa con el presidente ni con el gobernador en una guerra con pocas posibilidades de ganar (según las encuestas al momento y si no crecen los conflictos internos en Morena).

Saben, seguramente, que ese panorama podría cambiar en 2030, donde sería más fácil ganarle a un partido Morena desgastado y con un Andrés Manuel López Obrador más lejano de los escenarios.

Ayer, entre amigos, preguntaba cómo veían lo de la declinación de Patricia Lobeira y quién creerían que sería entonces el nuevo abanderado o abanderada del bloque PRIANRD para Veracruz en 2024.

Muchos coinciden en que será Pepe Yunes el elegido y es probable que en esta circunstancia hasta se sume Movimiento Ciudadano a la alianza. Lo de la declinación de la alcaldesa sí sorprendió a muchos, porque esperaban un encuentro histórico entre mujeres para la gubernatura.

No obstante, pesan sobre el hoy legislador del PRI por el distrito de Coatepec dos derrotas históricas: la de senador en 2006, cuando el PRI perdió por primera vez esa posición en Veracruz (aunque ganaría posteriormente la de 2012); y la de gobernador en 2018, cuando Morena arrasó en el país y el estado.

Incluso se comenta en varios círculos que Pepe recibió "ayuda" para ser elegido como diputado federal por Coatepec, pues contendió contra una candidata de Morena que no tenía buenos números en las encuestas y que fue impuesta para quitar a otro que sí tenía muchas posibilidades de ganar.

Pepe también tendría la desventaja de no ser mujer para competir en un momento donde precisamente las mujeres están ganando espacios y cuando todo apunta a que la secretaria de Energía, Rocío Nahle, será la abanderada de Morena.

Debe decirse también que el nombre e imagen de Pepe han sido constantes y repetitivos en el PRI, justamente cuando el tricolor está buscando renovar sus cuadros e inyectar sangre nueva para zafarse de su reciente pasado con actores que añoran volver al poder.

Por lo pronto, Patricia Lobeira fue clara ante los reporteros: "Descarto cualquier pronunciamiento, la verdad que nosotros tenemos un compromiso; yo sobre todo tengo un compromiso con los jarochos quienes son los que me eligieron. Hasta el 2025 tengo que terminar”.

@pablojair

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR