22 de Junio de 2024

Nahle y Ahued allanan obstáculo legal para ser candidatos

Arturo Reyes Isidoro.- Al menos legalmente, ahora sí hay piso parejo para que Rocío Nahle y Ricardo Ahued, no siendo nativos del estado, puedan aspirar a la gubernatura del estado.

Contradictoriamente, al quedar sepultada la llamada “Ley Nahle” con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que la invalidó, en cambio quedó firme una adición legal a la Constitución Política local que les permite, sin cuestionamiento alguno, ser candidateables.

Sin embargo, la, sin duda, buena noticia para la secretaria de Energía se puede enfrentar a una muy mala para ella, peor, si se confirma lo publicado por El Economista el domingo en la noche y por Reforma ayer en la tarde de que la refinería de Dos Bocas no estará lista el 1 de julio y el sobrecosto ya es del 100%, de acuerdo a una auditoría interna de Pemex. Aunque el lunes ella reaccionó en su cuenta de las redes sociales desestimando la información de El Economista, si se confirma la especie estará en serio riesgo de que el presidente no apoye su aspiración a la candidatura para gobernar Veracruz.

Con la reserva de ampliar en otra entrega los detalles de la auditoría de Pemex, hilo ahora sobre la “Ley Nahle” que pretendía que se reconociera como veracruzanos a personas no nativas del estado pero que tuvieran hijos que hubieran nacido en el solar jarocho.

Cuando la diputación local de Morena promovió la iniciativa respectiva, se interpretó que era con dedicatoria a Nahle, nativa de Río Grande, Zacatecas (14 de abril, 1964), quien aspira a la candidatura al gobierno del estado, para que no tuviera ningún impedimento legal con la que quisieran bloquearla.

Pero lo que se tomó como un traje a la medida para ella fue invalidado por la SCJN el pasado 31 de enero. Sin embargo, el pleno determinó que podían aspirar a ocupar la gubernatura local quienes cumplieran con la residencia efectiva de cinco años en la entidad, de acuerdo a lo que establece la Constitución federal, en su artículo 16, lo que se reconfirmó con la publicación ayer en el DOF.

Aunque la publicación surte efectos también para Ricardo Ahued, porque nació en Pachuca, Hidalgo (18 de abril, 1957), con el actual alcalde de Xalapa ocurre un fenómeno inverso al de Rocío, ya que en realidad nunca se le ha visto como hidalguense y sí como veracruzano, tal vez porque mucha gente lo recuerda de niño en la tienda de su padre en el centro histórico de la capital, mientras que la zacatecana llegó a Coatzacoalcos ya adulta, como profesionista (ingeniera).

Ambos militan en Morena y son senadores con licencia, ella ahora en el cargo de secretaria de Energía y él presidente municipal de Xalapa.

No obstante que Ricardo ha dicho en repetidas ocasiones que no aspira a la gubernatura ni busca la candidatura al cargo, y ha pedido que no se le mencione ni siquiera como aspirante, en todas las encuestas aparece bien posicionado, incluso en la mayoría por encima de Nahle.

Rocío está considerada la candidata oficial porque se sabe la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador de imponerla y por el abierto apoyo que recibe del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Ahora ella y él tienen ya piso parejo como veracruzanos reconocidos por ley y pueden competir a la par con Manuel Huerta, nativo de Naolinco (12 de julio, 1960) y con Sergio Gutiérrez Luna, nativo de Minatitlán (12 de julio, 1976). Por edades, Ricardo tiene 66 años, Manuel 63, Rocío 59 y Sergio 47. Llama la atención que Nahle y Ahued cumplen años el mismo mes, con cuatro días de diferencia, ambos Aries, mientras que Huerta y Gutiérrez el mismo día y el mismo mes, los dos Cáncer.

Con la excepción de Nahle, a quien la limita su cargo y el encargo que tiene de echar a andar la refinería de Dos Bocas, por lo que poco está en el estado, los otros tres se mueven en el estado, si bien Ahued solo en el municipio que preside pero en contacto prácticamente a diario con los xalapeños. En forma abierta, Rocío, Manuel y Sergio no ocultan su intención de inscribirse para participar en la encuesta de su partido que va a definir la candidatura.

Los que más han recorrido la geografía estatal son el delegado de los programas sociales de Bienestar y el diputado federal, ambos en contacto con el electorado, aunque el columnista tiene información de que la secretaría de Energía tiene una radiografía puntual del estado.

De los cuatro, los que tienen padrinos políticos presidenciables en forma reconocida son Rocío Nahle y Sergio Gutiérrez, de ella la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, de él el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Manuel Huerta no ha dado señales, aunque hay quienes lo relacionan con Marcelo Ebrard, y Ricardo Ahued fue muy bien saludado y tratado también por el canciller en su reciente pasada visita a Xalapa.

Si bien no es nueva la versión de que Nahle sería la candidata del presidente a la gubernatura, no se desestima que de aquí a la decisión final van a jugar las circunstancias, una de ellas quién resulte el candidato a la presidencia, además de que salga bien evaluado en la encuesta.

Con la publicación de ayer, Rocío brincó un obstáculo, pero le queda otro más elevado de saltar: que dentro de 37 días no solo esté funcionando ya la refinería de Dos Bocas, con un año de retraso, pero además que salga el primer chorro de gasolina de miles, millones de litros a refinar, y en forma satisfactoria.

Con todo, si la impone el presidente como candidata de su partido, tendrá que continuar luchando contra el localismo de los veracruzanos, quienes aun con la publicación de ayer en el DOF no dejan y difícilmente dejarán de verla como una zacatecana.

Como dato cultural, el columnista tiene versiones de personas dignas de todo crédito, que tratan o han tratado con ella, que afirman que no está de acuerdo con el comportamiento de varios integrantes del gobierno cuitlahuista, por la ostentación que hacen de los recursos económicos, materiales y humanos de los que disponen (dinero, camionetotas de lujo, guaruras, entre otros), por la soberbia con la que se comportan y por las acciones que lastiman y han lastimado a los veracruzanos.

Mientras, Sergio incursionaba con éxito en plaza de Rocío

Al margen de todo lo anterior y mientras en el Congreso local y en el palacio de gobierno se entretenían organizando la protesta frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la Ciudad de México, el diputado Sergio Gutiérrez Luna, vicepresidente del Congreso de la Unión, aprovechó para bajar al sur y encabezar actos significativamente concurridos.

A inicios de la actual quincena, acompañado por su esposa Diana Karina Barreras Samaniego, encabezó en Coatzacoalcos y en Villa Allende lo mismo reuniones de trabajo que celebraciones con mujeres líderes, madres de familia, emprendedoras, profesionistas y académicas, muchas de ellas acompañadas de sus hijos, actos que hicieron preguntar ¿y el control que se supone que tiene en la plaza Rocío Nahle?

Supuestamente en esa ciudad y en el municipio nadie se mueve si no reciben la autorización de la secretaría de Energía, pero lo que se evidenció es que o ya perdió mucho de su control o es que el legislador despierta muchas simpatías al grado de romper el cerco de la señora.

Una semana después, en Minatitlán, instaló la estructura “Activismo Político” de refuerzo al movimiento “SigueLópez” (Adán Augusto), con simpatizantes y activistas de la zona sur, desde Acayucan hasta Agua Dulce, cuya coordinadora estatal es Doris Armenta y del sur Norberto Luna García. Instaló como coordinadores distritales a Manuel Mortero Verdejo, XXIV; Erika del Carmen Mayo Tirado, XXVI; José Domingo Gutiérrez Silva, XXVII; Hilarión Morales González, XXVIII; Fernando Tulley Hernández, XXIX y Víctor Hugo Jiménez Sánchez en el XXX.

Comentarios aprobatorios a la postura de Gómez Cazarín

En medio de la lluvia de críticas contra el gobierno cuitlahuista por el paseo de ataúdes con las figuras, imágenes y nombres de ocho ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la postura de deslinde del líder de la bancada de Morena en el Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, fue bien recibida en especial por grupos de mujeres.

El comentario fue que al haber aclarado su posición queda con autoridad moral para abordar temas que tengan que ver con la defensa de la equidad de género y del combate contra los feminicidios, en general de la violencia contra las mujeres.

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR