18 de Mayo de 2021

¿Está previendo el Presidente una derrota electoral?

Por: Arturo Reyes Isidoro.- En su conferencia de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó, sin tapujos, que su gobierno, es decir, él, podría perder la elección y la mayoría en el Congreso federal.

En diversos momentos no se contuvo e hizo comentarios sobre el proceso electoral, dijo que estará muy pendiente para que se garanticen elecciones limpias y libres.

Luego de hablar de fraudes electorales, comentó que con las elecciones de ahora “hay condiciones inmejorables para que no se compre el voto, no se falsifiquen las actas, no se rellenen las urnas…”.

Iba y venía, verbalmente. Dijo: “… vamos a dejar al pueblo que decida libremente, no apostemos al fraude… el pueblo tiene un instinto certero y sabe lo que le conviene y lo que no le conviene, pero todo esto tiene que ver con las convicciones de cada quien”.

Entonces, sorpresivamente, aceptó: “Y claro que nos vamos a equivocar y van a haber traiciones… Y no hay ningún problema si nuestros opositores ganan, ningún problema, no habría, si el pueblo así lo decide”.

Se siguió de largo: “Que si ganan nuestros opositores y tienen mayoría en el Congreso nos van a quitar el presupuesto, no está tan fácil, no es así; que van a quitar los programas sociales porque es populismo, porque es paternalismo, no está tan fácil. Nada más les recuerdo que el Ejecutivo tiene facultad de veto”.

Las reglas no escritas de la política fijan muy claramente que la palabra derrota no cabe en el lenguaje presidencial, nunca, en ninguna circunstancia. Decir, y repetir, “que si ganan nuestros opositores”, es estar adelantándose a la posibilidad de una derrota.

Haber dicho lo que dijo, cuando solo faltan poco más de 50 días para las elecciones, mostraron a un presidente inseguro, hablando de la posibilidad del triunfo de sus opositores, en lugar de haber afirmado con contundencia que van a ganar, si es posible, a barrer.

Habló de que se van a equivocar, ¿con los candidatos?, ¿con la confianza en los gobernadores como buenos operadores políticos?, ¿en sus partiditos satélites aliados?, ¿en sus dirigentes partidistas?. ¿De quiénes van a ser las traiciones?, ¿quiénes los traidores?

¿Qué le dicen las encuestas que realiza o que ha encargado su gobierno? ¿Por qué acepta la posibilidad de que la oposición sea mayoría en el Congreso e intente “quitarle” el presupuesto y sus programas sociales? ¿Es que no confía en que sus programas sociales le darán votos suficientes? ¿Por qué no afirmó, con contundencia, vamos a ganar?

Si se advierte, no deja de intentar manipular a los votantes con eso de que si le “quitan” el presupuesto, porque eso no es posible; no dice, en cambio, que si la oposición alcanzara mayoría le haría contrapeso para un mejor manejo del Presupuesto de Egresos, de tal forma que ya no lo siguiera usando a su libre albedrío, a su capricho.

López Obrador cometió ayer un serio error. Mostró no solo inseguridad, sino debilidad, dijo, en otras palabras, que en su partido o que en su gobierno o entre sus aliados hay traidores y que, además, espera equivocaciones, errores. ¿Qué informes tiene?

Sus palabras de ayer, en cambio, alentarán seguramente más a la oposición, que ahora redoblará su empeño pues ya el propio presidente les dijo que sí, que lo pueden derrotar. En Veracruz, por los informes que se tienen, ya no van a barrer con las diputaciones federales como lo hicieron en 2018. Y seguramente AMLO lo sabe.

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR