15 de Diciembre de 2019

CUITLÁHUAC, ¿EL BUEN FIN, O EL MAL PRINCIPIO?

AGUSTÍN CONTRERAS ESTEIN

LÍNEA POLÍTICA

EL GOBERNADOR del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, llega a la primera de sus encrucijadas. ¿Qué opción tomar a partir de que entrega su primer informe de gobierno?

 

Ese puede ser, en todo caso, el punto.

 

Efectivamente, Cuitláhuac García Jiménez, el que nunca pensó llegar a ser el Gobernador del Estado de Veracruz. El hombre que nunca le cruzó por la mente que un día sería el personaje más importante en la vida política de la entidad veracruzana, lo es ahora, pero a un costo demasiado alto, es decir, con una clara falta de popularidad, de un constante rechazo a su gobierno por parte del pueblo veracruzano, con graves compromisos sin cumplir, con la presión ejercida por la inseguridad que priva en todo el Estado, con un equipo de gobierno que no le ayuda en nada, con una evidente carencia de visión hacia el futuro, con un desconocimiento pleno de la realidad que priva en todo el territorio estatal, con los primeros resultados negativos de su administración y lo peor de todo, con una desconfianza hacia su persona, como Gobernador, y como Jefe de las instituciones en Veracruz.

 

Cuitláhuac García Jiménez, Jefe del Poder Ejecutivo de Veracruz, llega a su primer informe y casi el primer año de gobierno, pues solo le faltan quince días, con un leve parecido al buen fin, programa sacado de la manga de no se sabe quién, para engañar a la gente, para embaucar a los consumidores, o bien considerarse como el mal principio de un gobierno que apenas recorre los primeros trescientos sesenta y cinco días de funciones, con una serie de protestas por todos lados, debido a que no hay nada que pueda entenderse como un verdadero programa de gobierno, como un proyecto viable hacia los gobernados, quienes esperaban respuestas y no el presente desencanto.

 

Síntoma de la cuarta transformación, García Jiménez, no quiso y no quiere escuchar consejos, porque esa es la línea del Jefe mayor, el que le dio la oportunidad de llegar a ser Gobernador de la entidad veracruzana, para no atender al pueblo que lo llevó al poder.

 

Mucho, por ejemplo, se le ha comentado en el sentido de que dentro de su gobierno, tiene un equipo de colaboradores que en lugar de ayudarlo, le hacen mal, salvo algunos que por su experiencia en el manejo político y administrativo, trabajan duro para no molestarlo, pero que la verdad, la mayoría se ha conformado con ser titulares de diversas dependencias y hacer como que trabajan, pero sin resultados positivos, como ahora mismo debe estarse dando cuenta en su calidad de Gobernador, al no tener en las manos nada concreto que informar al pueblo que le dio su confianza.

 

García Jiménez, seguramente, ya leyó el informe que presentará ante la Legislatura del Estado, y no encontró nada que lo respalde ante la sociedad veracruzana, porque sencillamente, no hay nada que pueda considerarse como un informe de trabajo.

 

Llega, efectivamente, a su primer momento de comparecer ante la Legislatura del estado, ante la representación popular, pero sin nada concreto que entregar y solamente, seguro que sí, un titipuchal de disculpas por no haber hecho nada o simplemente, con una larga lista de pretextos, principalmente, echándole la culpa al pasado.

 

Y todo mundo se pregunta, ¿Qué es lo que pasa en Veracruz?.

 

Pues no pasa nada, sencillamente, nada, porque no hubo la experiencia, no hubo la plena voluntad de trabajar a favor de esta entidad, no hubo la preocupación de cumplir con todos los compromisos anunciados, tanto en su campaña como en el inicio de su administración, no hubo, en pocas palabras, vocación de servicio y conste que esto debiera ser lo primero que tuviera un servidor publico de la dimensión gubernamental.

 

Este es parte del panorama que se visualiza en la entidad veracruzana, con la entrega del primer informe de gobierno.

 

Este es el momento esperado de la mayoría de veracruzanos, que pensaba, sí, efectivamente, en un buen fin del primer año de gobierno, pero no, todo indica que podría constituirse como el mal principio de un mandato que no ha logrado conducir el barco, en las tempestuosas aguas de un mar embravecido, no por los momentos difíciles del clima, sino por los peores resultados que se tienen dentro de un gobierno que ofreció pomposamente el cambio y que engañó a todos, como ahora engaña el buen fin a todos los miles de consumidores.

 

--------------------

 

QUE NADIE ECHE A PERDER LA FIESTA.

 

HAY QUE CELEBRAR en calma, que nadie diga nada en contrario, que nadie proteste en este día, que se espere para mejores tiempos, porque lo importante es darle cuenta al pueblo que ha llegado el día del primer informe de gobierno.

 

Para los efectos hay que cerrar las calles, las avenidas, las entradas a la ciudad capital y otras que se atraviesan en el camino de quienes buscar llegar a Xalapa, en momentos claves para protestar. Por eso, se han detenido caravanas de taxistas y de gente que busca decirle al Gobernador del Estado, que no se han cumplido sus demandas.

 

Por eso hay que hacer la fiesta, pero sin que nadie se atreva a echarla a perder, ya que lo primero es celebrar el primer informe de su administración, y de paso, el primer año de gobierno.

 

Mientras en los hospitales se mueren los niños por falta de medicamentos, los campesinos se mueren de hambre por no tener los apoyos necesarios, ni los programas para el campo, los trabajadores en general, aquellos que han sido despedidos con sus años de trabajo a cuestas, también se mueren por no tener mayores oportunidades de subsistir, los hombres, mujeres y niños que también se mueren por no tener los suficientes alimentos en su hogar, los hombres, mujeres y niños marginados que siguen viviendo en condiciones inapropiadas en sus comunidades alejadas y olvidadas. Los que anhelan un trabajo para llevar de comer a su casa, las madres que mueren todos los días esperando a sus hijos que, por esta inseguridad, quizá nunca vuelvan, por todas aquellas mujeres solteras que mueren en la búsqueda de la sobrevivencia, en fin, de todos los veracruzanos que creyeron en un mejor porvenir.

 

Que nadie, pues eche a perder la fiesta. Mañana, la calma reinará de nuevo.

 

                                                -----------------------

 

POBRE VERACRUZ, POBRE XALAPA.

 

LO MISMO QUE EN todo el territorio estatal, donde no se puede circular con la confianza necesaria, porque enormes hoyos en las carreteras lo impiden, así también en la propia capital de este Estado, tampoco se puede andar con seguridad por los grandes baches que se han formado en todas sus calles y lo que es casi inaudito, en las principales avenidas que tienen todo el día el constante paso hacia otras ciudades como el propio Puerto de Veracruz.

 

Pobre Veracruz, pobre Xalapa, pues tanto el Estado, como su capital, han sido abandonados por esta mal interpretada cuarta transformación y sus programas equivocados de su mal entendida austeridad republicana.

 

Pobre Veracruz, que como su capital Xalapa, han sido engañados, aprovechando la falta de cultura cívica y electoral de la mayor parte de veracruzanos.

 

Pobre Veracruz, cuando te verás nuevamente alegre y bullanguero, trabajando sin descanso y buscando permanentemente tu propio desarrollo. Pobre Xalapa, cuando entenderás que florecen las plantas, pero no tu gobierno municipal.

 

Pobre Veracruz, pobre Xalapa.

 

                                                 ---------------------

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: ac-stein58@live.com.mx