20 de Septiembre de 2021

Ahora viene la gubernatura

Pepe Valencia

ADELANTE

Fue megapaliza electoral. Quedaron aturdidos muchos de los perdedores. Se esperaban algunos de los resultados del domingo aunque no de manera tan contundente y apabullante. Tardaron en reaccionar los derrotados y hasta sospechan de fraudes en ciertos distritos y municipios sin poder aún probarlos.

Ganó Morena pero perdió millones de votos en comparación con las anteriores elecciones. Andrés Manuel López Obrador obtuvo más de 30 millones de votos en 2018. Morena no llegó ni a 20 millones este 6 de julio. Claro, no es lo mismo una elección presidencial que una intermedia. AMLO no figuró en las boletas esta vez y ello cuenta bastante.

Fallaron la mayoría de las encuestas. Llámenle voto oculto, errores metodológicos o como gusten. No acertaron.

En Xalapa sabíamos que la contienda era entre dos: Ricardo Ahued Bardahuil y David Velasco Chedraui. La sorpresa fue la cifra: Ningún candidato había alcanzado más de 115 mil votos. Ni siquiera nadie había llegado a los 100 mil. Ahued doblegó por espectacular nocaut a David.

Acaso los vencidos gritarán a voz en cuello que hubo fraude. No en todos los casos podrán presentar pruebas.

Futuristas como somos, ya hay quienes afirman que algunos ven esfumarse sus aspiraciones a la gubernatura y otros se fortalecen con miras al 2024.

Si me preguntaran por los prospectos a gobernador, mencionaría a Julen Rementería, Miguel Ángel o Fernando Yunes Márquez por el PAN.

Por el PRI a Pepe Yunes y tal vez a Héctor Yunes si le confirman la diputación local plurinominal.

Javier Herrera Borunda por el Partido Verde Ecologista de México.

Por Movimiento Ciudadano, quizás decida repetir Dante Delgado.

Y por Morena, la favorita de AMLO al parecer es Rocío Nahle García. El más competitivo, Ricardo Ahued Bardahuil.

El décimo y secreto aspirante sería algún rostro nuevo de quien hoy ni siquiera se escucha su nombre. Una cara joven, fresca. ¿Una mujer que todavía no asoma la cabeza? Todo puede suceder en política.

Y regresando al ámbito municipal, corresponde ahora a Ricardo Ahued derrumbar el mito de que nunca segundas partes fueron buenas, demostrando a los xalapeños que no se equivocaron al volver a elegirlo como alcalde.

Tiene que ser el mejor presidente municipal de la historia , porque posee mayor experiencia y relaciones políticas que la primera vez que ocupó el honroso cargo. Hacer historia junto con los xalapeños y, chance, más adelante junto con todos los veracruzanos. ¿Por qué no?

PUBLICIDAD

COLUMNAS

Nota: Lo escrito en las columnas que aparecen son responsabilidad de su autor, pueden o no coincidir con el criterio.

VIDEO

ENTREVISTA COMPLETA DE JAVIER DUARTE EN DESPIERTA - DESPIERTA
Ataque a bar de Coatzacoalcos, Veracruz, deja 23 personas muertas
DENGUE: SABER PARA PREVENIR